viernes, 13 de agosto de 2010

El regalo del Obispo.

- ¡Están casados, y déjense de joder! - el aliento a vino del cura se sentía hasta en el tercer banco; en los asientos de atrás, se podía sospechar.
- Oiga, usted no nos puede casar así.
- ¿Y vos quién - ¡hip! - sos?
- ¡La novia!
- ¡A mí ninguna cornuda me viene a decir qué tengo que hacer! - y le pegó otro trago al exquisito vino de misa, regalo del Obispo.

Por un momento, pareció que la novia le iba a pegar un cachetazo al novio, que tartamudeaba alguna excusa. Pero no: cerró el puño y le encajó un gancho perfecto, que lo sentó en el piso, con la cara bañada en sangre.

- ¡Ahora, puede besar a la novia! - alcanzó a decir el cura, antes de prenderse alegremente a la botella, como un cachorrito en la teta.


Souvenirs para casamiento.
Libros personalizados con historias de la pareja.
Consultar: gellergonzalo@yahoo.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acá pueden comentar lo que quieran: si les gustó lo que vieron y leyeron, si no les gustó, sus críticas, observaciones, consultas sobre las ediciones de La Gota, sobre los libritos para eventos, sobre las revistas de historietas... en fin, todo comentario es bienvenido.