miércoles, 14 de octubre de 2009

Palabra del Señor.

Estaban los dos en la iglesia.
De golpe, entró el cura: estaba completamente borracho. Se subió al altar, y les dijo:

- Los declaro marido y mujer. Y déjense de joder.

El cura se bajó, y se fue a casa, a comer una hamburguesa y tomar un café.

- Che, no es una mala idea - dijo él.
- Sí - le contestó ella - ¿Cómo te llamás?

1 comentario:

Acá pueden comentar lo que quieran: si les gustó lo que vieron y leyeron, si no les gustó, sus críticas, observaciones, consultas sobre las ediciones de La Gota, sobre los libritos para eventos, sobre las revistas de historietas... en fin, todo comentario es bienvenido.